Cataluña, España y Libertad

El pasado miércoles el auditorio de la sede central de la Mutua Madrileña acogió una nueva sesión del ciclo El necesario fortalecimiento de España; sesión que llevaba por título “El reto ante un desafío electoral en Cataluña” y que protagonizaron Luis Ventoso, director adjunto de ABC; Cayetana Álvarez de Toledo, presidenta de la plataforma cívica Libres e Iguales; Arcadi Espada, cofundador de LeI, y el presidente del Grupo Libertad Digital, Federico Jiménez Losantos. Isabel San Sebastián hizo las veces de maestra de ceremonias y moderadora.

Paso a dar cumplida pero esquemática cuenta de lo que allí se dijo.

***

Luis Ventoso

se sobrepuso a la fatiga* que le provoca el tema y

– reivindicó esta portada de ABC, por la que les llovieron las críticas –y hasta alguna réplica–: el tiempo nos ha dado la razón;

– destacó el resurgimiento espontáneo del patriotismo español y llamó a irle de frente al nacionalismo y darle a probar su propia medicina oponiéndole un nacionalismo español. Pero lamentó que en el panorama político nadie estuviera dispuesto a ello (en primera fila, Santi Abascal seguía atentamente su discurso) y que Albert Rivera no tuviera entidad intelectual para semejante desafío (ni Ciudadanos, sentenció, peso específico).

(Arcadi Espada protestó: no, no hay que combatir el nacionalismo con nacionalismo. “No tenemos que responder histéricamente a la histeria”. “Lo que más valoro de España es la férrea voluntad de convivir de los distintos. España es un link**”. Bueno, bueno, terciará Losantos, pero cuidado con la “milonga universitaria” del “patriotismo constitucional”: yo soy un patriota español, y lo que la gente está sacando a la calle es la bandera española, no la Constitución. Arcadi de nuevo, precisamente sobre la bandera nacional: se está exhibiendo en Cataluña “como símbolo de libertad”);

– denunció que el modelo autonómico ha generado “extrañamiento de España” en un país que, al albur del desarrollo de ese modelo, ha ido generando países que han convertido España en material de desecho o prescindible;

– dejó caer que habría sido buena idea hacer coincidir las elecciones autonómicas catalanas del 21-D con unas nuevas generales a las que Rajoy, movido por la generosidad, hubiera debido renunciar a presentarse. (Risas en el auditorio).

* Losantos: los separatistas son muy pesados, sí. Porque no tienen vida. Su vida es hacer la vida imposible a los demás. Son vampiros. Nos ganan por aburrimiento y porque ganan mucho dinero aburriéndonos. (Un dinero que es nuestro. Así que a ver si dejamos de hacer el canelo).

** Losantos: para gran conector, el español. Losantos: este es un problema de dos generaciones (que va a llevar dos generaciones solucionar). Hay que empezar a recuperar esa gran conexión que es la lengua española.

***

Cayetana Álvarez de Toledo,

escoliástica, desentrañó la entrevista que Mariano Rajoy concedió la víspera a la cadena COPE y

– tras apuntar que a Rivera “le queda mucho por crecer”, afirmó que el presidente del Gobierno es el mejor político del momento. (Revuelo en la sala). Lo dijo a su pesar, no en plan Marhuenda. Sócrates hubiera en este punto hecho lo que ella, preguntar: ¿es mejor Pedro Sánchez? ¿Pablo Iglesias? ¿El milhomes Puigdemont? E hizo posteriormente un vaticinio: “Nos va a sobrevivir a todos”;

– aclaró: 1) para combatir y someter a los que pretenden dinamitarla, la democracia no necesita cargarse de razones; de suyo va cargada; y 2) la Constitución no es la culpable de que los separatistas sean una manga de liberticidas: si hay que reformarla, que sea para acabar con esos derechos dizque “históricos” pero “reaccionarios” que reconoce; porque, con lo moderna que es, no debería. (Aplausos);

– recurrió a la ironía para manifestar 1) su enfado estupefacto ante el hecho de que en el Madrid influencer (Club Siglo XXI) se acoja con los brazos abiertos a Artur Mas, “un golpista”, el peor político de España según aseguró recientemente (“Artur Mas, sí. Peor que Puigdemont”); 2) su indignación por la abominable manía que tienen los ministros de Exteriores (el gallo Margallo, Dastis y Buenri) de meterse en interioridades: no hablen jamás de Cataluña, ¡y menos en la BBC!, no sean indeseables, vino a decir sin perder su fabulosa elegancia;

– no se olvidó del ministro Zoido; de su vituperable “apaciguamiento”, de su “pánico a ir de frente” en circunstancias donde se impone el defrentismo: en huelgas insurreccionales que incluyen sabotajes de líneas férreas, sin ir más lejos;

– criticó que Rajoy haya aplicado la “versión vegetariana” del 155 y previno contra la “vuelta a la normalidad” que propugna el PP (ni mucho menos solo sino en compañía de Los Otros): porque el problema es que la normalidad previa al 1-O no era normal. Normal, se lamentó, que no todos los españoles tengan claro que el Estado les vaya a defender cuando los golpistas vuelvan a la carga;

– proclamó la necesidad de 1) defender la actuación policial del 1-O (eso es lo que debe pasar siempre que una turba insurreccional trate de posibilitar un golpe de Estado) ensalzando la “gran virtud pedagógica” de ilustrar a la ciudadanía sobre el significado del concepto violencia legítima; 2) que quienes intenten perpetrar un golpe de Estado den con sus huesos en la cárcel;

– maldijo que TV3 sea “el Ejército del separatismo”, una maquinaria “corrosiva de la democracia” y no una televisión pública;

– advirtió de que lo que se ha conseguido (sofocar un golpe de Estado) se ha conseguido no por obra (“¿obra?”, podría haberla interrumpido Federico Jiménez Losantos; “¿obrar Don Vagancio?”) del Gobierno sino por el “impresionante levantamiento español” que tuvo lugar en Barcelona los pasados días 8 y 29 de octubre. Por el empuje de la ciudadanía y de Su Majestad el Rey;

– afirmó que sería “un milagro” que los constitucionalistas se impusieran el 21-D; (desgraciadamente, comentará a su debido tiempo Arcadi Espada, en Cataluña los constitucionalistas no tenemos líderes carismáticos que puedan obrarlo; tenemos líderes mediocres, abundó, y, fulminó, alguno hasta es un sinvergüenza).

– sentenció que el PSOE es el gran problema de España por la sencilla, tremenda razón de que “no es de fiar”; y

– se mostró convencida de que Ciudadanos tiene una “tercera gran oportunidad” si “por fin comprende que tiene que hablar de Cataluña” en toda España. A los postres, dijo que es absurdo que Cs y PP anden compitiendo y lamentó que una probable mayoría de españoles siga sin tener quién les represente en el Parlamento como ellos quisieran. (De Ciudadanos, del por todos zaherido Ciudadanos, eran los dos únicos parlamentarios que acudieron al acto: Miguel Gutiérrez y Félix Álvarez).

***

Arcadi Espada

– diagnosticó que Cataluña es una sociedad gobernada por fanáticos; fanáticos que, con todo su poder (político, económico, mediático) durante todos estos años, sólo han conseguido montar un Estado, para nada forjar una nación;

– auguró que los resultados que arrojará el 21-D serán similares a los de las últimas autonómicas;

– recetó que se sobrellevara el crónico mal nacionalista como los noruegos sobrellevan los 25 grados bajo cero de sus indefectiblemente crudos inviernos;

– pidió que se ejerciera la crítica y, por descontado, se exigiera al Gobierno que cumpliera con su deber; pero que no se perdieran de vista el fenomenal Hecho de que “el Gobierno de la Generalidad está en la cárcel”ni, por supuesto que aún más importante, la Realidad: “El independentismo ha perdido y no se va a recuperar (…) La vía insurreccional está cegada”;

– se chuleó: sí, son presos políticos, Junqueras y la golpista compañía. Por hacer mala política es que están presos. “Sí, son presos políticos. Qué pasa”.

***

Federico Jiménez Losantos,

dos puntos

– el problema de España es que el 155 hay que aplicarlo en seis comunidades autónomas; como mínimo en los “Països Catalans”;

– los primeros que han traicionado la Constitución han sido los sucesivos Gobiernos de Madrid, que han tolerado a los nacionalistas su vasta empresa de demoliciones. El Estado ha traicionado a sus ciudadanos. Para colmo, nos hemos acostumbrado a proteger a los delincuentes, en vez de a perseguirlos;

– las elecciones autonómicas catalanas se tendrían que haber celebrado en uno o dos años. Porque ahora lo que Cataluña necesita es mucha policía, pocas elecciones y que se eche el cierre a TV3 y a los colegios adoctrinadores.

(Y sí, saltó la sorpresa en el auditorio de la Mutua y Federico Jiménez Losantos le ganó la apuesta a Cayetana AdT: habló menos que ella).

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *