“España es un país de individualistas retribuidos por el Estado”

Por 2 No tags 0

Se dice que, dado el carácter individualista de nuestro pueblo, jamás podrá tener éxito en España ningún sistema social donde el Estado absorba las libertades individuales, y que, en consecuencia, estamos igualmente a salvo del fascismo que del comunismo. Yo no lo sé. Desde luego, no cabe duda de que el español es un individualista irreductible, que si odia el trabajo, por ejemplo, no lo hace tanto por lo que el trabajo tiene de esfuerzo –ya que a veces el español realiza esfuerzos fabulosos a fin de no trabajar– como por lo que supone de compromiso o de obligación para con los demás hombres; pero ¿a qué recursos acude generalmente este terrible individualista para verse libre de las trabas sociales y lograr su ideal de feroz independencia? Pues, muy sencillo, el terrible individualista va y solicita un empleo del Estado.

España es un país de individualistas retribuidos por el Estado, un país donde, desde hace muchos siglos, el Estado se asignó como misión primordial la de evitar que ningún ciudadano se vea jamás en el caso de tener que establecer con los otros la menor relación.

Julio Camba, “El individualismo estatal”, Haciendo de República, 1934.

2 Comments
  • Juan Morillo Bentué
    abril 20, 2011

    Muy bueno el fragmento.

    saludos

  • Mario Noya
    abril 20, 2011

    Sí que lo es.

    Gracias, Juan.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *